4/3/09

PSICOSIS

Advertencia: en el siguiente texto no aparece Norman Bates, ni su madre, ni una señorita gritando el la ducha... Perdonen las disculpas.


Ha nacido PSYCHOSIS: Psychological, Social and Integrative Approaches, que es la revista científica de la International Society for the Psychological Treatments of Schizophrenia. Y tu dirás ¿psychological treatments? Efectivamente psychological treatments... pero ¿psychological? Que siiiiii psychological ... ¿no farmacological?... no, no famacological; psychological.

Cierto que los tratamientos psicosociales llevan utilizándose desde hace bastante tiempo, pero habitualmente son concebidos como un mero apoyo al tratamiento farmacológico. De hecho un objetivo importante de algunas aproximaciones psicoeducativas es, precisamente, asegurar una buena adherencia al tratamiento (farmacológico). Aunque una de las palabras mágicas cuando se habla de la etiología de la esquizofrenia es “multicausal” (es decir: ni idea) y aunque la palabra mas “cool” en lo relativo al tratamiento es “interdisciplinar”, lo cierto es que en la mayoría de los casos, el tratamiento de la esquizofrenia gira en torno al tratamiento farmacológico.

Pero estos del ISPT entran con su primer número pisando fuerte, con riesgo de convertir a esta revista en el nuevo Necromicon de la psiquiatría y a la organización en una secta pseudocientífica… porque con su primer artículo le dan la vuelta a la tortilla en el tratamiento de la esquizofrenia, poniendo el foco en la intervención psicosocial y trasladando al tratamiento farmacológico a un plano secundario, incluso en ocasiones prescindible.

En un artículo titulado: “Psychosocial Treatment, Antipsychotic Postponement, and Low-Dose Medication Strategies In First-Episode Psychosis: A Review Of The Literature” los autores (John R. Bola, Klaus Lehtinen, Johan Cullberg y Luc Ciompi) revisan cinco estudios relativos a programas de tratamiento de primeros episodios psicóticos, que incluyen un protocolo que pospone la administración de antipsicóticos un tiempo fijado que fluctúa entre una semana ( en el “Proyecto Paracaídas” sueco) y las seis semanas (en el proyecto Soteria San Francisco). Posteriormente a la espera, el tratamiento con antipsicóticos es una alternativa a valorar.

El caso es que, aplicando estos protocolos de tratamiento (y siempre según afirman los autores del artículo y sus secuaces paranormales, miembros de alguna logia de secta peligrosísima) los resultados son mejores que con el tratamiento tradicional. Una de cada tres personas tratadas, no requirió medicación alguna en ningún momento del tratamiento, un importante grupo sólo fue tratado con dosis mínimas. Con la ventaja añadida de que se reducen los efectos secundarios. Porque, aunque la explicación de los principios rectores de alguno de estos tratamientos incluyen palabras algo empalagosas (respeto, reconocimiento, esperanza…) lo cierto es que éstas, no provocan diabetes.

Ahora, los hombres de bien y adalides de la ciencia siempre podrán acudir a Moliére y a su principio dormitivo, explicando que (dado que la cronicidad y la necesidad de fármacos son características propias de la enfermedad) aquellos que se “curaron” sin necesidad de antipsicóticos “en realidad” no sufrían esquizofrenia. Y no seré yo quien les quite la razón.

8 comentarios:

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Como siempre un placer leerte. Te puedo decir que cada vez encuentro mas accesibles los planteamientos críticos. Hay un librito rulando por ahí titulado "Modelos de locura" que apunta en la misma dirección, con un formato absolutamente académico.
Yo no se tu, pero a mi ya no me preocupa la excomunión, especialmente cuando digo que ojalá salgamos del sistema sanitario, o por lo menos se entienda que no estamos hablando de problemas de salud, al igual que la economía no pertenece a ese ámbito, y sinemabargo también la afecta.
En Italia hay centros trabajando desde hace mas de una década con la esquizofrenia o las psicosis de un modo radicalmente distinto. Eso sí, echale horas y recursos humanos. Aquí en España, me temo que la tendencia es reabrir los psiquiatricos......
Un saludo.

Antonio Olives dijo...

En Finlandia también llevan trabajando tiempo con alguna de las premisas de partida de los cinco estudios de los que habla el artículo de Psychosis, y es un modelo de trabajo que está teniendo cierta trascendencia (a pesar de que… ¿a quién carajo le importa lo que se esté haciendo en Laponia Occidental?). Hicieron algún estudio comparativo y… aunque como tú dices, la inversión en recursos humanos (implicados, muy implicados) es grande (el modelo requiere de que el equipo que se ocupa de un caso se movilice al completo cuando surge algún problema, y el equipo incluye médicos, psiquiatras, psicólogos, enfermeras, trabajadores sociales…). A pesar de esto, resulta un modelo de trabajo mucho más económico, ya que: se reducen los tiempos de ingreso hospitalario, se reduce el gasto farmacológico y sobre todo… un importante porcentaje de la gente (en este caso también tratan con primeros episodios, de esta manera) se recupera, regresa a sus estudios o trabajo, etc… y requieren menos tiempo de seguimiento.

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Efectivamente, aunque al final saliera mucho mas caro, ¿en cuanto se valora el que una persona sea tratada como tal y vuelva a tener una vida normal?. Y sobre todo ¿es posible que lo grave del asunto, que la cronificación sea el resultado lógico y necesario del tratamiento aplicado?. Tratamiento entendido en su mas amplio significado (como trata el médico al paciente, como a su vez trata la madre del paciente al paciente, como el paciente se llena de paciencia.....)......

capitan hw dijo...

Antonio, lee esto http://www.lavozdegalicia.es/sociedad/2009/03/11/0003_7582740.htm

y di algo sobre ello, es que yo no tengo tiempo.

Antonio Olives dijo...

Conocía la noticia Capitán. De hecho durante estos días están apareciendo distintos estudios sobre el tema, cada uno de su madre y cada uno coloca a Dios en una neurona distinta. Éste que mencionas, lo coloca en nosequeparte de nosequelóbulo (por hiperreactividad) y este otro http://www.ingentaconnect.com/content/bpl/psci/2009/00000020/00000003/art00019#aff_1 , en el cortex anterior cingulado (por hiporreacción). De cualquier manera, no deja de ser paradójico que los obispos lleven la fe en el cíngulo.

De cualquier manera, la utilidad de este conocimiento es inmensa... es decir, aquellos (creyentes o no creyentes) que quieran convencer a otros (sobre la existencia-inexistencia de Dios) se darán cuenta de que el éxito en su tarea no pasa por poner el cartel más ingenioso en un autobús, pasa por algo mucho más sencillo ¡una lobotomía!

Capitan HW dijo...

Yo me acordaba mucho de Marx cuando lo leía. Deja entrever el artículo que la religión es una manera de evadir responsabilidades para el hombre. Nos aliena, con el peligro que ello conlleva. Nos convierte en trapos a merced del capricho de la divinidad, tanto para lo bueno como para lo malo.

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Aaaaaaahhhhh, que bonito sería creer. Que pena, dos hervores menos y lo hubiera conseguido....
No pierdo la esperanza, a ver si tengo un dia de estos una experiencia mística (no, con drogas no, leche....)


Nooooooo, con ayuno y penitencia tampoco...

Anónimo dijo...

малолетка лет видео онлайн http://free-3x.com/ фото реальных молодых учительниц free-3x.com/ маленькие девочки секс видео [url=http://free-3x.com/]free-3x.com[/url]