24/1/11

CONSTRUCTIVISMO A CASCOPORRO




Según la RAE un kilogramo es la “Unidad de masa del Sistema Internacional, equivalente a la de un cilindro de platino-iridio conservado en la Oficina Internacional de Pesos y Medidas de París, y aproximadamente igual a la masa de 1000 centímetros cúbicos de agua a la temperatura de su máxima densidad, cuatro grados centígrados”

Y ahí vamos a locura de ida y vuelta desde la conceptualización del objeto a la reificación del concepto. Que resulta que el objeto en cuestión que se utiliza como referencia del concepto ya no se corresponde con el concepto que lo refiere. Y es que el caso
es que el kilo ya no pesa un kilo: y que vengan señores listos (que los hay) a resolver la paradoja. El kilo pesa 50 microgramos menos, el microgramo es una fracción de ese kilo que a su vez pesa 50 microgramos menos… y aquí ya me lío...

Por lo que la solución lógica pasa por que prevalezca el concepto obligando a variar al objeto… de hecho la propuesta es cambiar el objeto por otro. Y en este cambio obligatoriamente sobre el kilo prevalece la báscula sobre la que se coloca el kilo que determina que el kilo no es tal.

Si lo vuelvo a leer, me pierdo fijo, así que de momento… paso. ¿Que a qué viene esto?. Pues a que esto es lo que pasa en física, el problema es que hay un montón de compañeros de lo nuestro (sea lo que sea), que se están dedicando en estos momentos a construir básculas. Dicen que por el 2012 o 2013 tendremos una nueva, de las americanas, superchula, digital (a dedo)… alta tecnología vamos. Básculas que como tal, tienen la función de que el concepto prevalezca sobre el objeto.

Ahora, repitan conmigo, cuan mantra que nos llevará a la liberación mediante la supresión del pensamiento lógico:

- ESTO ES UNA DEPRESIÓN DE LIBRO
- ESTE NIÑO ES UN HIPERACTIVO COMO UNA CASA
- Y asínnn sucesivamente…

(Es que hoy estaba espesito)

7 comentarios:

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Luego está lo de "esto es un cuadro" o "esto no es un cuadro" o "no era un cuadro, era un sufrimiento normal de la vida"....

etiquetada dijo...

Pues yo me veo de esquizofrénica si pido el alta, pero de falso positivo si me quejo del diagnóstico porque no se corresponde con mi estado. Soy el actual kilo material frente al concepto, qué bonito (si es que entendí algo...)
Saludos

Miguel dijo...

ahora dime que el metro (con su sección en X que debe ser vecino de estante con el kilo) ha menguado también, y así seré alto aunque realmente seré igual pero en la realidad común realmente seré más alto ...
Por convenio. Por que lo manda el rey. Por que la guitarra es mía.
Y si esa cabra no baja es porque no puede bajar y como soy rescatador la rescato, y como la rescato soy rescatador....
Manda cojones

intoku dijo...

Incapaz de seguirte, pero que conste que a la vez estoy viendo la tele y twitteando...

auluine dijo...

Yo siempre he pensado que sería guay que construyeran una máquina para medir el sufrimiento. Según la puntuación que diera cada uno en el aparato, recibiría el apoyo emocional correspondiente. De esa forma, un niño maltratado que en el colegio es rechazado recibiría más apoyo que la niña que está enfurruñada porque ha roto con su decimoquinto novio. Al menos, la máquina daría una medida de objetividad. Se pesaría el sufrimiento de los dos y, en función de la puntuación, recibirían el apoyo emocional que les corresponde. Porque de la otra manera la niña que ha roto con su decimoquinto novio puede convencer a todos de que lo que le ha pasado es tremendo. Y todo acaba siendo cuestión de habilidad para el lenguaje. Bienvenidas las máquinas.

Antonio Olives dijo...

¿Y si el niño decidiera que prefiere superarlo sólo y la máquina no se lo permitiera? ¿Y si la niña quisiera ese apoyo, pero la máquina decidiera que no le corresponde? ¿Qué criterios utilizaría el ingeniero que diseñara la máquina?... hasta 3 novios: sufrimiento normal, a partir de 7 ¡cuidado... niña ligerita!

¿Y si las personas pudieran decidir el apoyo que quieren recibir?.

Efectivamente, es imposible. Porque el sufrimiento es subjetivo, porque fracasar con 15 parejas, también es una putada y que se te muera el hamster también (si así lo consideras) y no voy a ser yo, ingeniero de máquinas imposibles, quien lo decida por tí.

auluine dijo...

Pero a la máquina podrían presentarse los que quisieran apoyo emocional o necesitasen. Aunque la niña de los quince novios seguramente intentaría hacerse amiga del operario para conseguir ventajas, al niño rechazado aunque no tuviera esas capacidad le quedaría el resultado de la máquina.