16/1/10

UN DESAHOGO

No me asusté demasiado cuando a principios de diciembre del pasado año me encontré con este artículo del New York Times en el que se contaba como un grupo de investigación de Columbia concluyó que en los Estados Unidos los niños de familias pobres corren un riesgo cuatro veces superior al de los niños de familias de clase media o alta de ser medicados con antipsicóticos. La explicación de la hoja parroquial neoyorkina es que parece que la cosa sale más barata. Me asusté un poco más cuando leí alguna de las justificaciones de los “perpetradores” como la explicación de Gabrielle Carlson que nos ofrece una buena alternativa - Puede ser que los chavales del sistema Medicaid estén recibiendo mejor tratamiento que los chicos tratados por seguros privados- (una perla) -al fin y al cabo, si los antipsicóticos mantienen a los niños en la escuela, no deben ser tan malos- (un perlón).

Pero bueno, al final mi vena optimista hizo que me tranquilizara, recordé al gran filósofo galo Obelix y pensé “Están locos estos americanos”. Probablemente si este estudio se hiciera en España, los resultados serían bien distintos. De no ser así, un sistema pensado para velar por la salud de los ciudadanos contribuiría a una ampliación de las diferencias, impidiendo la movilidad entre estratos sociales. Hijos de familias con poder adquisitivo alcanzarían la edad adulta sin tener que hacer frente a los efectos de la medicación neuroléptica, mientras que los hijos de familias más desfavorecidas llegarían a esta edad haciendo frente a los efectos de estas drogas (menos saludables, con menos capacidades y mayor probabilidad de cronificación).

No conozco ningún estudio similar en este país (probablemente exista) pero… vamos a jugar a los pasatiempos: BUSQUE LAS DIFERENCIAS entre estas dos historietas (recuerden que cualquier parecido con la realidad es totalmente coincidente):

HISTORIETA 1: Los papás de Borjamari están un poco preocupados porque el niño últimamente se muestra bastante inquieto, ha bajado su rendimiento escolar y está algo rebotado. Los papás de Borjamari acuden a un especialista que tiene su clínica en la urbanización. Desde que comienza el tratamiento, los señores se dan cuenta que Borjamari está muy adormecido, no habla inteligiblemente, está desanimado y ha perdido interés por sus actividades cotidianas. De manera que el papá de Borjamari decide buscar una segunda opinión, pregunta a los colegas del club y le recomiendan a otro especialista, bastante mas caro pero… !será por dinero¡. Ahora Borjamari está mucho mejor, más tranquilo, ha mejorado sus notas y mucho más obediente… ¡donde va a parar! ¡Incluso ha notado alguna mejoría en su revés!

HISTORIETA 2: La mamá de Esteladelcarmencristal sigue muy preocupada, desde los cuatro años están medicando a su niña con drogas cada vez más potentes y Esteladelcarmencristal está cada vez peor. La mamá de Esteladelcarmencristal le comenta el problema a la Señora en la casa en la que limpia, la señora le recomienda que acuda a otro especialista fuera de la seguridad social, es un poco caro teniendo en cuenta sus ingresos, pero la mamá de Esteladelcarmencristal está dispuesta a hacer cualquier esfuerzo por su niña. La mamá de Esteladelcarmencristal le comunica a la especialista que atendía a su niña que está muy agradecida porque hubieran probado de todo con su hija pero que … los experimentos mejor con gaseosa y que a partir de ahora les va a echar una mano un chico de barbas muy simpático (una licencia del autor), que si le cuesta un riñón no pasa nada… tengo dos. La doctora Amor le dice que sí, que bueno, que vale, pero que no viene al caso… que quién se cree que es (ella y el barbas) que allí la que sabe es ella, y ella la va a seguir tratando y que si se le ocurre moverse, hace una llamadita a los servicios sociales para explicarles cuán negligente es esta mamá en el cuidado de su hija… a ver qué piensan ellos.

El chico de barbas sabe ahora lo que es la rabia y la impotencia, se la traga… sabe mal, y fantasea con hacer(le) esto y hacer(le) lo otro, tanta violencia… quizá necesite medicación. Pero el chico de barbas no es nadie para hacer nada (asín es).

Suerte Esteladelcarmencristal y suerte mamá de Esteladelcarmencristal, te admiro mucho y admiro tu valor… al final seguro que lograreis (vosotras) que las cosas vayan mejor… os lo merecéis.

6 comentarios:

bLuEs dijo...

No voy a decir que la medicación no pueda ser necesaria en algunos casos. El problema es que es un "lugar común" y un vicio fácil para tapar otros problemas.

Lo padres de Borja Mari deberían de haberse preocupado más por temas educativos. Si el problema comienza en el origen mal vamos...

Saludos

Jesús Castro Rodríguez dijo...

En Arquitectura o ingenieria, se tienen en cuenta los datos, de lo contrario los puentes se caen. Evidentemente en según que formas de hacer psiquiatria no....
Cuando partimos de la base que todo es químico, la vida de las personas no es relevante ni a la hora de explicar, ni de tratar, y así nos va.
Y luego dicen lo de "Drogas no" "el porro provoca brotes psicóticos.." y bla bla.
Una vez conocí a una psiquiatra en un congreso con la cual fuí muy " impertinente" ya que osé decirle que dados los problemas metodológicos y las serias limitaciones que ella misma planteaba en su ponencia sobre el tratamiento que proponía, no entendía como su conclusión era que el tratamiento propuesto era prometedor (siempre desde el máximo respeto y desde el espíritu crítico y participativo que debe de regir estos acontecimientos). Me contestó "mire, a mi la gente me viene con este problema y yo tengo que hacer algo, y además algunos mejoran". Yo le contesté que cuando la gente acude a Raphel, algunos también mejoran pero que no creia que lo de Raphel tuviera ningún fundamento, ni que hubiera que darle una cátedra.
Saludos.

Antonio Olives dijo...

La diferencia está en que los padres de Borjamari pueden decidir, la mamá de Esteladelcarmecristal no. Mi desahogo no tiene que ver con medicación sí o medicación no, ni nada parecido. Tiene que ver con la capacidad de algunas personas para decidir qué es lo mejor para sus hijos. Y esta capacidad no depende de que unos padres tengan mejor criterio que otros, tiene que ver con que unos tienen mas pasta que otros. Al margen de que, ante la amenaza de la doctora algunos pueden contestar "atrévete a denunciar a los SSSS, a ver quien sale mas perjudicado" porque se pueden pagar un buen abogado o un buen peritaje y otros tienen que callarse y esperar a que alguien se acerque a su casa a decidir si es o no es una buena madre.

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Obviamente.....
Los que no tienen pasta no van a poder optar por la opción mas cara. Esto es así en salud mental, salud cardiaca, nefrítica, etc....
El problemita es lo que persigue finalmente el tratamiento en salud mental (que vaya usted a saber que es eso....), la tranquilidad del profesional, el querer tener razón, la tranqulidad del entorno, el control social, el que la gente aguante como sea en los trabajos, la resignación (hermano...), ¿y el usuario del servicio?¿donde queda su interés?....

folepa dijo...

Ese que se tome la pastilla y esté callado. Y si no, que le den más.

Anónimo dijo...

Antes de conoceros, antes de saber de la existencia incluso de la antipsiquiatría y la contrapsicología, mi intuición me dijo que la medicación no me iba a curar(para entonces aún me consideraba enferma, y ni aún así me daba confianza)

La dejé y tampoco me curé, pero volví a mi peso normal, el pulso dejó de temblarme y recuperé la energía y la sociabilidad(mis mejores herramientas, en general, para conducirme en la vida)

Los delirios volvieron, así que me arremangué y empecé a cuidarme mucho: dormir bien, quererme mucho y querer mucho a los que me quieren mucho.

Los delirios se espaciaron, se suavizaron, dejaron de ser psicóticos y empezaron a hacerme hasta gracia. Ahora, como me río de ellos, se averguenzan y han perdido la capacidad para invadirme. Como mucho, cada ciertos años vagabundean, minoritarios,pidiendo perdón por existir. Me dan hasta pena, así que de vez en cuando les hago un retratito y se van tan contentos, con su premio de consolación y su minuto de gloria.Si es que son tan sensibles...
etiquetada