3/11/08

ANSIEDAD INFANTIL (o... dejad que los niños se acerquen a mí)

La salud mental infantil, es todavía un mercado sobre el que algunos están echando el ojo pero … Titirititititirititi, ¡ala!¡Todos contentos!, se acabó la discusión… que si el chaval está algo nervioso, que si será mejor llevarlo al psicólogo, que no, que no, que es mucho mejor darle una pastillita, que se queda suave como la seda, que si… Pues nada, para eso está la ciencia, nos hacemos un ensayito clínico, sacamos la cinta métrica, medimos las cosas de medir, lo publicamos en una revista médica de las güenas güenas, todos los medios relacionados con las “psi” y los no tan relacionados se hacen eco del tema y se acabó la polémica; un cachito del pastel pa cada uno (todo muy equitativo) y aquí paz y después gloria.

Además… si ya estaba clarinete, caía de cajón, ¡¿cómo no se nos había ocurrido antes?! (que se nos había ocurrido, pero con resultados bien diferentes)… claro: si la pastillita cura un poquito y la psicoterapia cura otro poquito pues… las dos cosas juntas curarán un güebo y parte del adyacente. Pues el caso es que unos señores publicaron un artículo en el New England Journal of Medicine en el que comparaban la Terapia Cognitivo Conductual, la Sertralina (un antidepresivo ISRS) y la combinación de los dos tratamientos para el tratamiento de la ansiedad en chavalines (de 7 a 17 años). Un estudio “totalmente independiente” encargado por el National Institute of Mental Health, según este estudio gana por goleada la combinación de tratamientos a los otros dos tratamientos, pero que cada uno de ellos por separado también curan mucho.

La cosa es que, cuando veo una noticia tan importante, referidas a un artículo… voy y me lo leo, y tras leérmelo pues me salen un par de pegas (el tratamiento combinado tiene resultados en un 80% de los casos y teniendo en cuenta que los tratamientos, del tipo que sean, que superan el 70% de “éxitos” son prácticamente inéditos en salud mental, unas mejorías tan espectaculares resultan, cuando menos sospechosas). La primera pega que se me ocurre es con aquello de “estudio independiente”: el estudio está firmado por 13 señores/as, que también deben ser independientes y por tanto, en un acto de supina honradez (no es ironía), o por exigencia del guión, declaran al final del artículo quién les paga las habichuelas… y empiezo a leer que el primer mencionado, Dr. Walkup (que debe ser el que más manda) recibe honorarios por consultoría de, Eli Lilly, Jazz Pharmaceuticals y Glaxo Smith Kline entre otros, al Dr. Birmaher le pagan Jazz Pharmaceuticals y Solvay Pharmaceuticals, al Dr Rynh son Neuropharm, Boetlinger Inglheim Pharmaceuticals y Wyeth Pharmaceuticals los que le aportan sustento, y así con otros, a la lista de patrocinadores se suman Sanofi-Aventis, Bristol Myers Squibb y la propia Pfizer que fue quien les proporcionó “by the face” la sertralina y el placebo que se utilizó en el estudio.

Pero, pensando que personas vinculadas a determinados intereses, podrían ser objetivos (e independientes de esos intereses) cuando trabajan en un estudio (que se puede), seguimos leyendo el artículo. Pues bien; se trata de un ensayo en el que se comparan cuatro grupos distintos de tratamiento, un grupo tratado sólo con el medicamento, un segundo grupo tratado sólo con Terapia Cognitivo Conductual, un tercer grupo tratado con ambos (sertralina y ) y un cuarto grupo tratado con un placebo. Se trata de un ensayo de 12 semanas… (debemos saber que la mayoría de estudios que implican tratamiento con fármacos son de 12 semanas, curiosamente es en este punto en el que mejor funcionan, a partir de ahí y en torno a la semana 16 los resultados del grupo tratado con un fármaco habitualmente comienza a acercarse peligrosamente al grupo tratado con un placebo y… podría parecer que no sirven demasiado, aunque prometen hacer un seguimiento de 6 meses). También resulta extraño que los experimentadores se hayan olvidado de incluir un grupo combinado de + placebo. Los chavales incluidos en el grupo placebo no saben (evidentemente) si están recibiendo medicación o un pastillita de azúcar, los incluidos en el grupo de la medicación tampoco lo saben, sin embargo, los incluidos en el grupo combinado saben que reciben terapia y además que están recibiendo medicación.

Sobre la selección de la muestra a estudiar: seleccionaron sobre 3.066 chavales una muestra total de 488, a repartir entre los cuatro grupos. Tendrían que ser niños diagnosticados de ansiedad por separación, ansiedad generalizada o fobia social. Se eliminaron del estudio entre otros, aquellos que tenían una “condición médica inestable”, que se negaban a acudir al colegio a causa de la ansiedad (es decir era necesario que estuvieran algo malitos… pero sin pasarse). Además, también fueron excluidos ¡aquellos que no habían respondido anteriormente a 2 ensayos con medicación o uno con CTT!... evidentemente es una muestra representativiiiiisima de la población general.

Según los resultados, el grupo tratado con placebo mejoró en un 23,7% de las ocasiones, el grupo tratado sólo con el medicamento mejoró en el 54,9%, el grupo tratado sólo con CTT mejoró el 59,7% y el grupo con terapia combinada mejoró el en el 80,7% de los casos.

También son curiosas las tablas relativas a efectos secundarios, evidentemente el grupo que refirió en un mayor porcentaje efectos secundarios fue el grupo tratado con medicación (en el 48,9% de los casos) y curiosamente el segundo grupo en el que los chavales se quejaron de efectos secundarios (un 43,4% de las veces) fue, el grupo tratado con el placebo que generosamente cedió Pfizer. Sin embargo, cuando se aíslan los efectos secundarios de orden “psiquiátrico”, quien sale perdiendo con diferencia es el grupo tratado con la “terapia combinada”, los chavales tratados con Terapia Cognitivo Conductual y Sertralina estaban, más activos, más macarrillas-desafiantes, más agitados, agresivos, impulsivos, nerviosos y ansiosos, además pensaron en más ocasiones suicidarse, aunque a un par de chavales tratados sólo con el fármaco se les ocurrió que era mejor “suicidar” a otros.

En resumen, que al estudio yo le encuentro un par de peguitas, que pueden ser atribuidas a múltiples condiciones, entre ellas que yo estoy influenciado por teorías conspiranoides arrojadas contra las inocentes y benévolas compañías farmacéuticas, o incluso es probable que pertenezca a la iglesia de la cienciología. Pero el caso es que algunos compañeros le encontraron al trabajo más granos (que omito porque esto me esta quedando muy largo y luego mi mujer se queja), pero me apetece hacer alguna reflexión.

¿Porqué los medios que se hicieron eco de este trabajo titularon los artículos algo así como “la combinación de fármacos y psicoterapia demuestran ser efectivas para el tratamiento de la ansiedad infantil” y no algo más preciso como “la combinación de fármacos y demuestra ser efectiva para el tratamiento de niños que previamente ya habían respondido adecuadamente a otros tratamientos, que estén diagnosticados de ansiedad infantil LEVE”?

¿Es necesario poner a tratamiento (del tipo que sea) a un chaval con una ansiedad leve, que no le condicione la vida, o quizá sería más positivo y menos dañino tratar con los padres alguna pauta orientativa?
¿Qué pasaría si incluyéramos en el estudio alguna otra orientación de psicoterapia? ¿Qué pasará cuando se retire el fármaco? ¿o es que no se retira? ¿Qué pasará a partir de la semana 16? Todo esto y mucho más en el próximo capítulo.

3 comentarios:

Druid dijo...

Yo sigo pensando que vivimos en una sociedad enferma de "lo quiero ya", enfermedad esta que se caracteriza por resolver los problemas con varita mágica (llamese pastillas), y no por los caminos retorcidos de la paciencia (llamese educar a los hijos para que luego la vida no los frustre y tengan "ansiedad").
Será que tambien soy un conspiranoico. A mi me patrocina Red Bull, que tambien tiene su parte de placebo.
Apertas.

Jesús Castro dijo...

Y yo me creia radical.....
Desde Canarias, un aplauso y un agradecimiento, desde hoy me siento menos solo y alienado.
También una invitación a que visites mis blogs sobre diferentes temáticas, entre ellos:
http://haymicabecita.blogspot.com/
Este tiene una temática similar al tuyo.
Te pondré un link para que la gente pueda acceder.
Un saludo agradecido.
Jesús Castro

Jesús Castro dijo...

Y yo me creia radical.....
Desde Canarias, un aplauso y un agradecimiento, desde hoy me siento menos solo y alienado.
También una invitación a que visites mis blogs sobre diferentes temáticas, entre ellos:
http://haymicabecita.blogspot.com/
Este tiene una temática similar al tuyo.
Te pondré un link para que la gente pueda acceder.
Un saludo agradecido.
Jesús Castro